El Tribunal Administrativo de Santander condenó a la Nación por la violación de una menor de 13 años en el CAI de Las Américas de Bucaramanga. El delito que se cometió al interior de las instalaciones de la Policía Nacional ocurrió el 19 de enero de 2010.

 

Según el relato que hizo el abogado William Cristancho, la niña tenía ganas de ir baño y vio el CAI que esta ubicado en el barrio Álvarez de la capital santandereana, pidió prestado el baño, y un subintendente, Miller Fabián Díaz la dejó entrar, pero allí no había sanitario, sino que llevó a un cuarto oscuro donde abusó sexualmente de ella.

 

La menor no fue solo violentada por este uniformado sino por tres más, de rango patrulleros identificados como Fabio Enrique Naranjo, Daniel Sandoval Castillo, Diego Alejandro Ortiz. El Estado tendrá que pagar más de 600 millones de pesos a joven que hoy completa los 23 años de edad y a su familia según señaló el jurista.

 

El proceso jurídico fue argumentado por los exámenes de Medicina Legal. La niña estaba en el Palacio de Justicia en unas actividades lúdicas y de camino a su casa fue que ocurrieron los hechos. Según Cristancho, los uniformados no aceptaron los hechos y en la Sijin donde radicaron la denuncia habrían puesto trabas para adelantar el proceso correspondiente.

 

La menor recibió amenazas por parte de los uniformados que abusaron de ella, razón por la cual la niña junto con su mamá tuvo que cambiar de ciudad de residencia para evitar ser revictimizada. El abogado indicó durante varios años los policías continuaban en CAI sin ser trasladados pese a que la menor vivía a tan solo dos cuadras de dónde ellos trabajaban.

 

Cabe recordar que los uniformados luego de 5 años de lo sucedido continuaron en la institución hasta que finalmente fueron destituidos y condenados penalmente a 24 y 17 años de cárcel. Ahora la Policía Nacional también tendrá que pedir públicamente perdón a la menor por lo sucedido.


publicidad