Según un documento enviado a la administración municipal de Pitalito, hasta este viernes 09 de octubre un delegado de la Contraloría General de la Nación, realizará una visita especial a la obra aún en construcción del velódromo de Pitalito, con el fin de realizar una practica de pruebas a las inversiones realizadas en el marco del contrato de responsabilidad fiscal 2078-01112.

El ingeniero José David Martínez, quien viene desde la ciudad de Bogotá, será el encargado como comisionado de la Contraloría General de la República de realizar pruebas de los avances de las ejecuciones a esta obra que se  inició  en el año 2014 y que hasta el momento no ha podido ser culminada, superando una inversión hasta el momento de los 5000 millones de pesos.

 

Esta investigación de responsabilidad fiscal, incluye de manera directa al alcalde de la época Pedro Martín Silva, y a los alcaldes posteriores como Miguel Antonio Rico Rincón y el presente Edgar Muñoz Torres, ya que al no culminarse, se trataría de un detrimento patrimonial que según el informe de apertura del juicio fiscal dado a conocer en enero de 2019, ascendería a un total de 4.726 millones de pesos.

Según se indicó en el momento, El escenario deportivo, ubicado en la Villa Olímpica, no pudo terminarse. (y aun no se ha culminado)

“Los diseños del proyecto fueron modificados en cuatro oportunidades; el plazo inicial estimado en seis meses se extendió por 30 meses (incluyendo adiciones y prórrogas). El término fue ampliado en tres oportunidades por un lapso total de 157 días. Para el diseño estructural, no se tuvieron en cuenta todos los requisitos técnicos exigidos, entre otros, por la Federación Colombiana de Ciclismo y la Unión Ciclística Internacional). Tampoco se evaluaron adecuadamente las determinantes físico-ambientales del predio elegido para la construcción del proyecto, entre ellos el nivel freático del suelo, ni las determinantes de infraestructura de servicios públicos en el sector, especialmente las relacionadas con el sistema de evacuación de aguas lluvias.”

En agosto del año 2019, hubo una nueva inversión de 1.336 millones de pesos, por parte de la administración de Rico Rincón, con lo cual se buscaba la ejecución de la fase final del velódromo, no obstante, se ha indicado que esta obra fue suspendida en tiempos de pandemia, y hasta el momento no se han seguido adelantando los trabajos.

El velódromo, fue incluído dentro de la lista de elefantes blancos del país, y podría dejar en serios problemas al ex alcalde Pedro Martín Silva, militante del partido conservador, y quién para la época pertenecía al grupo político del entonces senador Hernán Andrade.

Finalmente, se manifestó que la visita del delegado de la Contraloría General de la Nación a las obras del velódromo de Pitalito fue anunciada por el señor Martín Luna Meneses, contralor delegado intersectorial No 8, Unidad de Responsabilidad Fiscal de Regalías.

publicidad