Lo que inicio como una normal discusión entre hermanos, culminó en tragedia, luego de que uno de ellos le propinara al otro una puñalada en el rostro, después de haberse tomado una leche sin consentimiento.

 Según la información preliminar, el hecho tuvo lugar en el corregimiento de Guacacallo, Pitalito, cuando un joven de 19 años identificado como Edwin, compró varias bolsas de leche líquida y las llevó a su casa.

 

Fue entonces cuando su hermano, un joven de 25 años, decidió tomar una de las bolsas y beberla sin permiso, lo que generó la furia de Edwin, quien emprendió a golpes a su propio hermano. Ante el hecho, el afectado cogió un cuchillo de la cocina y se lo incrustó al agresor.

 

La herida fue tan grave que el hombre tuvo que ser trasladado de urgencia a un centro asistencial, donde lo ingresaron a reanimación para extraerle el elemento cortopunzante de su rostro. Mientras tanto, el joven hermano que le propinó la herida huyó del sitio sin dejar mayor rastro.

 

 

Publicidad