La negativa del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a reconocer la victoria de su rival en las elecciones del 3 de noviembre y a insistir en que hubo un fraude electoral está llevando al país a una situación compleja y delicada.

 

En una rueda de prensa que hizo el jefe de su equipo legal, encabezado por el exalcalde Rudolf Giuliani, acompañado por las abogadas Jenna Ellis, Sidney Powell y el abogado Joe Digenova, Giuliani explicó que creen que “hay evidencia directa” para demostrar que hubo un fraude electoral.

 

De acuerdo con el abogado, hubo un patrón en los datos de votación que “sugiere un plan desde un lugar centralizado” para cometer fraude en las ciudades controladas por los demócratas, y que Trump ganó más del doble de número de votos necesarios para revocar la elección.

 

“El presidente Trump ganó por abrumadora mayoría y lo vamos a demostrar”, dijo, por su parte, Sidney Powell.

 

La mano negra de Chávez

Luego de que Giuliani repitiera los agravios que Trump ha dicho una y otra vez, sin pruebas, fue el turno para la abogada Powell, que dijo algo aún más increíble. Según la abogada la manipulación de las elecciones estadounidenses se hizo con un plan del difunto presidente venezolano Hugo Chávez.

 

“Todo se pagó con “dinero comunista”, de Cuba, Venezuela y China, que financió el sistema de votación, que “se crearon en Venezuela bajo la dirección de Hugo Chávez”. Powell dijo que todo se hizo a través de un sistema de software que abrumó el algoritmo diseñado para dar los votos a Joe Biden.

 

Por su parte, el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, denunció el jueves la “increíble irresponsabilidad” del mandatario saliente Donald Trump, quien aún se niega a aceptar su derrota en las elecciones del 3 de noviembre.

 

“Creo que (los estadounidenses) están presenciando una irresponsabilidad increíble, mensajes increíblemente dañinos son enviados al resto del mundo sobre cómo funciona la democracia”, dijo Biden a periodistas.

 

“No conozco sus motivos, pero creo que es totalmente irresponsable”, dijo en una conferencia de prensa en Wilmington, Delaware.

 

“Es difícil entender cómo razona este hombre”, continuó. “Estoy seguro de que él sabe que no ganó, que no va a poder ganar y que juraré el 20 de enero”, añadió. “Es realmente indignante lo que está haciendo”.

Fuente: EL ESPECTADOR 


Publicidad