Una joven argentina de 22 años decidió llevar a cabo una meta personal, quizá, la más importante de su vida; ligarse las trompas para no tener hijos. 

Ailín Cubelo le contó a Infobae la razón por la que tomó la crucial decisión, y explica que así como muchas mujeres de manera natural tienen el deseo de ser madres algún día,  para ella era natural no tener hijos. “No quiero dedicarle 20 años de mi vida a una persona”, expresó la joven universitaria.

Cubelo asegura que desde su punto de vista la maternidad siempre ha sido una imposición cultural, razón por la que muchas mujeres que quizá no se quieren convertir en madres, terminan siéndolo para complacer a la sociedad. “Hay papás que salen a pasear con sus hijos y las nenas van con un cochecito llevando a su propio bebé de juguete. Por eso creo que el mandato de maternidad no es algo natural, es muy cultural. Hay muchas personas que nunca se cuestionaron el tema de ser o no ser padres, siguieron un caminito: las mujeres se tienen que reproducir para la mayor parte del mundo. O sea, si tienes útero tienes que parir, es tu destino”, manifestó Ailín al medio de comunicación argentino.

“Más o menos así debe haber sido para muchas mujeres o personas con capacidad de gestar. Me refiero a esos comentarios tipo ‘y ¿qué nombre le vas a poner a tus hijos?’ o ‘¿a qué edad quieres ser mamá?’. Éramos nenas de 8 o 9 años cuando se hablaba de tener hijos”, puntualizó la joven. 

Asimismo, Ailín reveló que un médico ginecólogo le negó dos veces realizarse la ligadura y hasta le recomendó ir a un psicólogo, situación que resultó muy humillante para la argentina. Sin embargo, tras una investigación, Cubelo se enteró de que la ligadura de trompas es un derecho garantizado por ley desde 2006 en su país. 

 

Buscó a otro especialista y realizó la intervención. 

Dentro de sus razones para ligarse las trompas, la muchacha plantea que:  “¿Traer una persona más a este mundo así como está, a formar parte de esta sociedad, con esta escasez de recursos?, ¿vivir con miedo de que le pase algo si es mujer y con miedo de que haga algo si es varón?, ¿tener un hijo para dejar un legado? ¿qué legado?”. 

Y aunque Ailín manifiesta no querer concebir nunca, en caso de arrepentimiento, podría embarazarse a través de una fertilización in vitro.

 

 

 

 

Fuente: Sistema Integrado Digital

Publicidad