Este tipo de ‘deporte’ es sin duda una forma de perjudicar a los animales ya que no cuenta con un arraigo cultural ni mucho menos religioso. Además, se ha convertido en una actividad ‘incompatible’ con la constitución de la república de Colombia según afirma el alto tribunal.

 

Para esta transición se estableció un plazo de un año para que las personas que resultan ‘afectadas’ pudieran buscar alternativas sostenibles ante la nueva situación.

 

Afortunadamente el plazo acabó el pasado 21 de agosto del año en 2020 lo que significa que esta medida comenzará a regir sin dar más espera.

La Sentencia C-045/19 prohíbe la caza de animales silvestres en todo el territorio nacional, según afirmó la Corte Constitucional luego de que distintos abogados y organizaciones animalistas del país impusieran una serie de medidas que buscaban lo que hoy es una realidad.

 

Entre los animales más afectados por esta práctica se encuentran especies en peligro de extinción como el jaguar, ciervo, armadillo, pecarí, danta, diversas especies de primates y aves, e incluso liebres y conejos.

 

Los animales cada vez toman más fuerza en Colombia. Este tipo de acciones son dignas de celebrar y una ruta clara hacia la conservación de animales en peligro de extinción.


Publicidad