Una mujer, al parecer cansada del acoso callejero, le roció gas pimienta a un hombre que estaba dentro de un local. El hecho sucedió en el norte Cali, en el barrio La Flora.

 

Cuando ella estaba pasando por la calle, él le dijo algo y le hizo una señal, como de saludo. La mujer entró al local (un montallantas), le roció el gas en cara al hombre y siguió su camino. Él, enseguida, paró a limpiarse.

 

Cuando la joven cruzaba frente al establecimiento, ya tenía el gas en su mano, listo para usarlo, lo que ha llevado a algunas personas a especular que no era la primera vez que ella le sucedía algo así, por lo que ya estaba prevenida para evitar más acosos.

 

En efecto, las quejas por acoso callejero en Cali son muy frecuentes. Un simple vistazo a Twitter basta para comprobar los reclamos sobre esta situación, en lo que le piden al alcalde Jorge Iván Ospina toma acciones al respecto.

 

 

A principio de octubre, además, hubo una manifestación en la capital del Valle, convocada con la etiqueta #CaliSinAcoso


Publicidad