Angelina Friedman nació el 18 de octubre de 1918, en Estados Unidos, en medio de la pandemia por la influenza conocida como gripe española.

 

Su historia ha trascendido en los medios de comunicación internacionales porque, a lo largo de su vida, ha logrado superar graves problemas de salud, entre ellos un cáncer y dos contagios de la covid-19.

 

Su testimonio de superación fue contado por su hija, Joanne Merola, quien habló con el canal de televisión 'Wpix', afiliada a la cadena ‘CNN’.

 


Una vida compleja

Angelina ha residido toda su vida en Nueva York (Estados Unidos). Pero, según contó Merola, llegó recién nacida a la 'gran manzana' cuando su madre y sus hermanas mayores migraron de Italia.

 

La madre de la adulta mayor murió cuando la dio a luz en el barco. Su padre no viajó con sus hijas, sino que se reencontró con ellas en Nueva York al poco tiempo, sin embargo, no hay claridad sobre si ya vivía allí o si llegó después.

 

Ya juntos se establecieron en Brooklyn. "Es la última sobreviviente entre 11 hermanos", le dijo Merola al citado medio.

 

Sobre el resto de la vida de Angelina se sabe que se casó con un hombre llamado Harold Ford: ambos fueron diagnosticados con cáncer, pero solo ella logró vencer la enfermedad.

 

A eso se le suma que tuvo hemorragias internas, una sepsis y un par de abortos espontáneos.

 

La llegada del coronavirus

Actualmente, Angelina es residente del Centro de Enfermería y Terapia Restaurativa de North Westchester, un hogar permanente para adultos mayores o personas con discapacidades. Ya casi no puede ver ni oír, pero "es muy activa", le contó Amy Elba, administradora del establecimiento, a la 'CNN'.

 

En este lugar se sorprendieron cuando, en marzo de 2020, la sometieron a exámenes de sangre que necesitaba antes de pasar por un procedimiento médico menor.

 

Fue entonces que dio positivo para covid-19. Días después se hicieron dos pruebas confirmatorias que arrojaron el mismo resultado. Según le contó en ese momento su hija a la 'CNN', tuvo fiebre, pero no problemas respiratorios. Finalmente, superó la enfermedad el 20 de abril, cuando una nueva prueba dio negativa.

 

La noticia fue celebrada con una fotografía de la mujer sosteniendo un cartel que decía: ‘Tengo 101 años (la edad en ese momento) y vencí al covid-19’.

 


Sin embargo, seis meses después, en octubre, su hija recibió una llamada de la residencia y le dijeron que su madre había dado positivo a la covid-19 por segunda vez.

 

"En esa ocasión tuvo fiebre y tos seca. Pensaron que también podría tener gripe", le explicó Menola a 'Wpix'.

 

El diagnóstico llevó a que todos los otros adultos mayores de la residencia fueran puestos en aislamiento. Entre tanto, Angelina siguió siendo cuidada por los enfermeros.

 

Fue el 17 de noviembre que otra prueba que le hicieron dio negativa, pero, para asegurarse de que no se trataba de una falsa alarma, volvieron a hacerle otro test. ¿El resultado? De nuevo negativo.

 

Su hija le dijo a 'Wpix' que la fortaleza de su madre centenaria tiene que ver con una "voluntad de hierro para vivir" y que, "seguramente, es la persona más longeva en sobrevivir al covid-19 dos veces".

 

Aunque se han registrado casos de doble contagio de covid-19, no se descarta que el positivo de octubre de la mujer sea por vestigios del primer contagio.

 


Otros casos de personas longevas que han sobrevivido al coronavirus son los de Linganagouda Hiregoudra, una paciente, de 105 años y de India, quien en septiembre se curó, y el de la española María Branyas, de 113 años, quien, se cree, es la más longeva en superar el virus.

Fuente: EL TIEMPO


Publicidad