Cerca de 30 mil botellas que en su momento fueron arrojadas como basura al mar, que estaban contaminando el océano y perjudicando a diferentes especies, han sido utilizadas para crear prendas de vestir, gracias al emprendimiento de un par de hermanos que tienen dos profesiones distintas al sector de los textiles y de la moda.

 

Daniel Velásquez Agudelo es comunicador social, y su hermano Juan Camilo es músico, y aunque los dos consideran que han abandonado sus profesiones para hacer algo distinto como es crear ropa con materiales reciclados y recuperados del mar, la verdad es que la experiencia en cada uno de sus campos los llevó a crear su propia empresa de moda.

 

“Fuimos a México, Cuba y Estados Unidos, mientras le íbamos haciendo fuerza a la agrupación (La Fragua) también se la hacíamos a la parte del ‘styling’ y vistiendo la banda fue que nació mi interés por la moda y una idea de negocio”, comentó Juan Camilo Velásquez al portal colombiano Gente.

 

Además de su responsabilidad con el ambiente también tienen un compromiso con las mujeres de la tercera edad, aquellos que consideran las personas idóneas y competentes para lograr el producto que los ha llevado de vender 5 a 30 millones mensuales.

 

El portal menciona que Doña Beatriz es una abuelita que hizo las primeras costuras para Daniel y Juan Camilo, y que al día de hoy junto con otras compañeras, hacen las prendas de la marca.

 

Una marca colombiana

En 2015 nació el emprendimiento Bohíoplaya, que comenzó vendiendo camisetas playeras y que han revivido esa alma y esencia de los juglares en el país, inspirados en Joe Arroyo, Piper Pimienta, Diomedes Díaz, Santana, Hendrix y otros grandes músicos.

 

Inicialmente elaboraban camisas con materiales de primera calidad para que duraran mucho más tiempo, pero con el pasar de los años, estos emprendedores decidieron investigar otras opciones que fueran más sostenibles y que ayudaran al medio ambiente.

 

A la fecha, este emprendimiento lleva 30.000 botellas de plástico recicladas convertidas en prendas de vestir.

Fuente: LA NOTA POSITIVA 

Publicidad