El hecho ocurrió en el Barrio Bella Vista, norte de Popayán, donde Jair Mosquera Zuñiga de 54 años de edad, fue asesinado a disparos por un sujeto, mientras esperaba a un cliente que iba a mirar una casa que él tenía en venta.

 

El día del homicidio Jair Mosquera, se encontraba acompañado de su hijo Santiago Mosquera Marmolejo. Según la investigación y pruebas recolectadas por las autoridades luego de ocurrido el homicidio, se pudo establecer que Santiago Mosquera había pagado un millón de pesos al sicario para que matara a su papá, todo esto, para quedarse con la herencia, es decir, la casa que estaba en venta y poderse comprar un automóvil de una marca lujosa por el cual estaba obsesionado.

 

Para no levantar sospechas, el joven decidió acompañar a su papá el día que lo asesinaron.

 

 Luego de esclarecer el crimen, las autoridades emitieron orden de captura en contra de Santiago Mosquera Marmolejo, a quien le fue imputado el delito de homicidio agravado y un Juez de la República lo envió a la cárcel.

Fuente: Diario Noticias Pitalito


Publicidad