Indignación en el municipio de Huehuetenango, Guatemala, luego de que una mujer de aproximadamente 28 años de edad fuera sorprendida en compañía de su pareja, lanzando a un bebé a un río de aguas residuales.

 


De acuerdo con medios locales, los hechos se presentaron la noche del 24 de noviembre en la 1 calle A de la colonia Panamá. Lo que no se imaginó la pareja es que una cámara de seguridad iba a captar el momento en que ellos llegaron a un puente conocido como El Arenal y arrojaron al bebé al río, para luego abandonar el lugar caminando.

 

Una vez se conocieron las imágenes, los bomberos de ese sector intentaron rescatar esa misma noche el cuerpo del pequeño, pero la oscuridad les impidió hallarlo. Sin embargo, al día siguiente reanudaron las labores de búsqueda y finalmente lo encontraron sin vida.

 

Transcurrieron tres días y la mujer fue capturada e identificada como Alexia Sujey López Ortiz. Mientras tanto, la Policía Nacional Civil de Guatemala indicó que adelanta allanamientos para dar con el paradero del hombre, quien era el padrastro del bebé.

 

Una vez capturada la madre del pequeño reveló que llevaba cuatro meses de relación con el hombre que la acompañó a cometer el reprochable hecho. Dijo que lo lanzó al río de aguas residuales “porque él no lo quería y no quería que su familia se enterara”.

 

“No tenía nombre el bebé, todavía no lo había registrado”, agregó López en declaraciones emitidas por el noticiero guatemalteco Telediario, donde también indicaron que ahora a la mujer le realizaran un examen para establecer su estado mental y, de comprobarse que no padece algún trastorno, deberá responder ante la justicia de Guatemala por parricidio.

 Fuente: Revista Semana 


Publicidad