En segundo debate fue aprobado el proyecto que busca acabar con la venta de animales vivos en plazas de mercado, actividad que muchas veces va en detrimento de la salud y bienestar de las especies comercializadas.

La medida entrará en vigencia en seis meses y consta de cuatro puntos:

 

Prohibición de la venta de animales vivos en plazas de mercado.

Condiciones estrictas para establecimientos dedicados al comercio de mascotas.

Golpe a los criaderos de mascotas, muchos de los cuales tienen prácticas consistentes en cruces genéticos y manipulación de las especies.

Prohibición absoluta de aves ornamentales (pericos, loros, canarios) en toda Bogotá.

Los coordinadores del proyecto fueron los concelajes Andrea Padilla y Celio Nieves. A la medida solo le falta recibir la sanción de la alcaldesa Claudia López.

 


“Además, el acuerdo ordena que la administración desarrolla un plan de reconversión económica para las personas que hoy comercian con animales vivos en plazas de mercado y otros establecimientos de comercio. En cinco meses deberán hacerse este reconversión”, señaló Padilla.

Fuente: PULZO
Publicidad