El hecho se registró en Santa María María Ajoloapan, pueblo del municipio de Tecámac, en el estado de México, donde una pareja de menores de 12 años y 15 años tuvieron relaciones sexuales y ella quedó en embarazo.

 

Ocho meses después dieron a luz al bebé y los padres de la pareja de jóvenes no estuvieron de acuerdo, por lo que decidieron rechazarlos.

 

El niño nació en el Hospital General de Las Américas de la región y pesó 3 kilos 200 gramos, además de 50 centímetros de altura.

 

Actualmente, la pareja de menores vive en una casa de madera donde intentan sacar adelante a su hijo y a su hogar.

 

Aunque han pasado por una difícil situación, su historia ha cruzado fronteras y muchos se han conmovido y solidarizado.

 

Por su parte, las autoridades mexicanas confirmaron que girarán una suma de 2.500 pesos mexicanos mensuales, para su manutención.

 

De igual manera, la alcaldesa, Mariela Gutiérrez Escalante aseguró que les están prestando todos los servicios para atender las necesidades de los jóvenes y del pequeño.

 

"Hemos registrado a 70,000 menores, de los cuales tenemos la información que 9,276 requieren atención médica, psicológica o nutricional la que se les va a proporcionar a partir de marzo", aseguró Gutiérrez.

 Fuente: LA FM 


Publicidad