Una mujer identificada como Mayerly Torres, natural de Florencia departamento de Caquetá, protagonizó un bochornoso espectáculo producto de la ebriedad que luego de la prueba de alcoholemia arrojó tercer grado.

La mujer provocó además pánico, entre los uniformados de la policía, luego que se estrellara de frente con la puerta de ingreso de la policía Metropolitana de Neiva, lo cual hizo necesario que llegara una unidad antiexplosivos para determinar que el vehículo de alta gama en el que se movilizaba no tuviera una intensión distinta, como la de realizar un atentado contra los uniformados.



El hecho ha causado toda clase de reacciones entre la comunidad de la capital Opita, puesto que la mujer se movilizaba con dos menores de edad, los cuales fueron conducidos hasta su vivienda por miembros de la policía de infancia y adolescencia.

La mujer se rehusó por varias ocasiones a tomarse la prueba de alcoholemia, y cuando accedió a hacerlo, el resultado arrojo grado 3 de alcohol.

Ahora deberá responder por los daños causados a las instalaciones de la Metropolitana, que por fortuna no dejó ninguna persona herida, y asumir los costos de las violaciones a medidas de tránsito, porque entre otras cosas, se movilizaba con el seguro SOAT vencido.

Publicidad