En Barranquilla sigue encendida la polémica desatada por el pastor Gabriel Alberto Ferrer Ruiz, quien renunció a su cargo como profesor de tiempo completo de la Universidad del Atlántico para esperar la resurrección de Jesucristo, que -según él- se cumplirá este jueves 28 de enero.

Ferrer ha sido blanco de serios cuestionamientos esta semana en medios de comunicación, por personas que aseguran que él estaría obligando a sus seguidores a renunciar a los puestos de trabajo y vender sus propiedades para esperar la llegada de Jesús.

El líder cristiano mantiene, en una vivienda del corregimiento de Isabel López, en Sabanalarga (Atlántico), a un grupo de unas 30 personas en un ayuno prolongado.

Ferrer, profesor de literatura y dueño de una excelente hoja de vida, presentó su renuncia desde el primero de enero. La decisión, al parecer, estuvo acompañada por su esposa, que también trabaja como profesora catedrática en la Uniatlántico.

"Renuncio a la Universidad del Atlántico porque quiero proseguir al blanco, por ver si logro asir aquello para lo cual fui también asido por Cristo Jesús", señala parte de la carta enviada a la Rectoría de la institución, con fecha del primero de diciembre del 2020.

El ICBF ha estado pendiente de la situación de ocho menores de edad que se encuentran en la vivienda donde se cumple el retiro, mientras que la Fiscalía ha hecho seguimiento esta semana a la noticia, ya que se han presentado muchas denuncias en contra del pastor.

Tomado de: El Tiempo

Publicidad