Hoy, casi un mes después de que el presidente Iván Duque firmó el aumento salarial para los congresistas, la polémica frente a la remuneración de los parlamentarios en Colombia no para.

 

En diciembre del año pasado se conoció que los congresistas recibieron un reajuste salarial del 5,2 por ciento. Este porcentaje es de 1’676.000 pesos y aumenta lo devengado por los legisladores y otros altos funcionarios de 32’741.000 a 34’417.000 pesos.

 

A pesar de que se ha aclarado que este aumento corresponde a 2020, el hecho no para de generar indignación e incluso algunos ciudadanos ya pasaron a la acción para frenar el aumento que recibieron los parlamentarios.

 

Así lo demuestra una tutela que pretende suspender este incremento. La acción judicial fue interpuesta por el ciudadano Alberto Rodríguez Molina, quien considera que con este aumento “el señor Presidente y de los ministros menoscaban derechos fundamentales de equidad y de igualdad”.

 

“Ojalá el mismo congreso y el gobierno nacional presenten un proyecto de ley con llamado de urgencia corrigiendo esta inequidad y desigualdad con efectos fiscales a partir del 01-ene2021, debido a que ese ajuste del Senado, no es equitativo con el aumento de los pensionados y, del salario mínimo mensual legal vigente”, dice la tutela.

 

Ese ajuste del Senado, no es equitativo con el aumento de los pensionados y, del salario mínimo mensual legal vigente

 

El documento agrega que “ahora, el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla dice que el incremento a los congresistas es menor al incremento del salario mínimo del año 2020. Para el 2020 el mínimo aumentó en $49.687 y a los congresistas les aumentaron $1.676.000. Eso significa que no existe equidad, porque lo que se observa es un abismal y abrupto presunto abuso del poder”.

 

La acción judicial va dirigida no solo contra el Presidente de la República, sino que también involucra al Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Trabajo, así como el Senado y la Cámara de Representantes.

 

En el documento, el accionante pide “una medida cautelar dirigida a que ordene al gobierno nacional presidente y ministros accionados, suspender el aumento del salario del 5.12% al congreso (para el año 2020), o en su defecto, que dicho porcentaje, sea el mismo al salario mínimo y a los señores pensionados de Colombia”.

 

En las últimas semanas, varias han sido las propuestas para congelar o disminuir la remuneración de los congresistas. Incluso, el exministro Juan Fernando Cristo le envió una carta al presidente Iván Duque en la cual le plantea que luego de un exhaustivo análisis de las normas, es evidente que sí hay cómo reducir el salario de los congresistas sin necesidad de una reforma constitucional.

 

De acuerdo con el exministro, las normas señalan que los gastos de representación, de localización, vivienda y transporte de los congresistas los fija el Gobierno Nacional, de conformidad con "circunstancias que los justifiquen", y no de modo automático.

 

No obstante, algunos parlamentarios ya tienen listo un documento que han elaborado durante los primeros días de este año con todo un arsenal no solo jurídico sino con antecedentes históricos y argumentos económicos sobre por qué el Presidente de la República no puede reducir o congelar la remuneración de los congresistas y otros altos funcionarios del Estado, sino que se debe recurrir necesariamente a una reforma constitucional.

Fuente: EL TIEMPO


Publicidad