Lleva 31 años repartiendo pizzas y sus clientes, de propina, le regalaron un 0 km

En total juntaron más de 19.000 dólares, lo que permitió a los clientes comprar el vehículo, cubrir todas las tasas, impuestos y seguros, y hasta llenarle el tanque de nafta.

Robert Peters es amado por sus clientes. No es dueño de ninguna empresa sino un viejo repartidor de Pizza Hut en la ciudad de Tipton (Indiana, EE.UU.).

El hombre, desde hace 31 años, y a bordo de su destartalado auto, reparte pizzas siempre con una sonrisa en los labios sin importar si es de día, tarde o noche.

Un cliente suyo desde hace años, admirado por su tarea, tuvo una idea inimaginable: hacer una colecta en secreto entre todos los clientes para comprarle un auto 0 km y agradecerle su tarea.

Tanner Langley, que inició la colecta, dice que los clientes de Robert admiran al repartidor: "Es capaz de conducir 7 u 8 kilómetros bajo una tormenta de nieve sólo para traerte 15 centavos de cambio, y cuando le preguntas porqué lo hace, contesta que no quiere que la gente piense que se quedó con el vuelto como propina".

Pizza Hut dice que Peters es uno de sus repartidores con más tiempo en el trabajo aunque no tenga un gran sueldo y la propia familia del repartidor siempre le preguntó por qué no buscaba otro trabajo.

Y el hombre les contestaba: "Es mi propósito en la vida: tratar de hacer feliz a la gente. A veces, cuando le estás haciendo una entrega a alguien, puedes que seas la única cara que vean en todo el día".

Los clientes en un enorme gesto, dieron propina abundante en GoFundMe, la plataforma donde juntaron ¡19.000 dólares!

Robert ya no se subirá a su destartalado Oldsmobile de 1993. Los clientes le regalaron un Chevy Malibu rojo brillante, 0 km, con todas las tasas, impuestos y seguros pagos, y el tanque de nafta lleno.

"No puedo creerlo, es casi como si fuera surrealista. Esto realmente me hace sentir muy, muy bien por dentro", dijo Robert.

Tomado de: Clarin

Publicidad