En redes sociales empezaron a circular las fotografías de un perro colgado del cuello por una soga a un árbol. Por el paisaje, se determinó que las imágenes fueron tomadas en el municipio de Dabeiba, en el occidente antioqueño.

 

De inmediato, una patrulla de la Policía se dirigió al sector La Invasión, donde identificaron a la dueña del animal, pero no encontraron el perro.

 

El alcalde de Dabeiba, Leyton Urrego Durango, aseguró que la propietaria les contó a las autoridades que fueron sus hijos menores de edad quienes colgaron el cuerpo del perro, el cual había muerto horas antes. Cuando supo lo ocurrido, lo bajó del árbol y lo enterró.

 

"Ya se identificó a la dueña de la canina, quien dijo que el animalito se le murió y mandó a los hijos a que lo enterraran, pero a ellos les pareció mucha gracia colgarlo así. Apenas se dio cuenta, lo bajaron y lo enterraron. La Policía estuvo en el lugar e hizo toda la verificación. Sin embargo, a ella y a los hijos se les trasladó a la Sijín", puntualizó.

 

El funcionario agregó que "la Policía estuvo en el sitio donde se tomó la foto y buscaron si estaba el cuerpo del animal. Los vecinos del sector no sabían nada, pero la denuncia se puso para esclarecer qué fue lo que pasó con este animal. Continuamos en la investigación".

 

Al parecer, el cuerpo del perro estuvo poco tiempo colgado en el árbol porque ninguno de los vecinos se percató de lo ocurrido y solo se enteraron por las fotografías que se publicaron en Facebook, las cuales se viralizaron. El hecho generó gran indignación en las redes sociales.

 

Fuente: La FM


Publicidad