Hay controversia en Medellín luego de conocerse un video en el que sale un policía de rumba en plena zona rosa de la capital antioqueña.

En las imágenes se ve al patrullero, quien estaba aparentemente de servicio, con su uniforme y arma de servicio, bailando con una joven sin tener ninguna medida de autocuidado para la protección del COVID-19.

Sobre los hechos, la institución informó que efectivamente ocurrieron el pasado 23 de enero en un establecimiento ubicado en el sector del Parque Lleras.

Al conocer la situación, se iniciaron las respectivas investigaciones para tomar las medidas a que haya lugar contra el uniformado.

“La decisión de mi general Ruiz (comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá) es abrir la investigación, separar al funcionario, darle una reubicación dentro de su trabajo, mientras avanza la investigación para tomar las medidas correspondientes disciplinarias o penales”, explicó el coronel Daniel Mazo, comandante operativo.

Mazo agregó que se trata de un caso aislado y que “el grueso de la Policía son hombres profesionales, entregados y dedicados a su servicio”.

Cabe recordar que un escándalo similar se registró también hace pocos días, pero en el departamento del Cauca, donde un oficial protagonizó una fiesta en la estación que él dirige.

Estos casos han desatado la indignación ciudadana, pues los uniformados deben dar ejemplo en el cumplimiento de la ley ante las restricciones para frenar el coronavirus.

 

Publicidad