El bebé habría sido asesinado con arma blanca según las heridas violentas que presentaba su cuerpo al ser hallado con 10 puñaladas, destrozado, ensangrentado, envuelto en una sábana y dentro de una bolsa plástica, al interior de una vivienda en barrio Juan de la Cruz Mendoza, de la Vereda Canguaro en el Municipio de Granada Meta.

La principal sospechosa sería la madre del bebé de aproximadamente 20 años, quien habría dado a Luz en su casa sin atención médica.  Los hechos se evidenciaron en el momento en el que un familiar de la mujer llega a la vivienda y al ver que no abrían la puerta ingresa, encontrando la escalofriante escena.

La comunidad menciona que la mujer pocas veces se le vio fuera de su casa, permanecía encerrada allí con su hijo de 4 años. Sus vecinos no sabían que se encontraba en estado de embarazo.

La mujer tuvo que ser llevada por su familiar al hospital Departamental de Granada debido una fuerte hemorragia y preclancia que presentaba. Allí ella negaba haber estado en embarazo, pero el dictamen médico evidenció el cordón umbilical y la placenta residuos del parto.

En el momento la joven se encuentra en la Unidad de cuidados intensivos con pronóstico reservado.

Autoridades investigan y están a la espera de un reporte oficial con base en los signos de violencia evidenciados en el cuerpo del bebé.

Publicidad