Han pasado un poco más de cinco meses desde aquel trágico 8 de septiembre de 2020, día en el que Yulexis Vallecillos, embarazada con 35 semanas, desapareció en El Carmelo, Candelaria, Valle del Cauca, a pocos días de dar a luz. Se conoció que un hombre, identificado como Felipe Victoria, fue capturado por el CTI y el Gaula militar y confesó que la asesinó para extraerle a su bebé.

La Fiscalía General de la Nación confirmó que le dictaron cargos por los delitos de secuestro y homicidio agravado, a los cuales se allanó. Además, le fue dictada una medida intramural en establecimiento carcelario.

Este sujeto aceptó que asesinó a Yulexis con arma blanca, empacó su cuerpo en bolsas negras y lo arrojó a un lago ubicado en la vía que conduce de El Carmelo, hacia Candelaria. El mismo fue hallado el pasado 15 de febrero en El Carmelo. La captura del homicida se produjo el pasado 18 de febrero.

Lo último que se supo de la joven, de nacionalidad venezolana y de 28 años, es que salió a encontrarse con una desconocida (ahora identificada como Mariluz Mosquera) que le prometió una ropa de bebé y una supuesta inscripción al Sisbén.

Extrañamente esta mujer que citó a Yulexis llegó a un hospital de Candelaria con una bebé en brazos asegurando que había parido en casa. Sin embargo, el personal médico y las autoridades lograron comprobar que esta persona mentía y fue capturada.

Finalmente, lograron ubicar a Lizander Alberto Márquez, esposo de Yulexis, quien ya había reportado su desaparición, y le informaron que aquella bebé podría ser su hija. Tras realizar una prueba de paternidad, que arrojó un 95 % de compatibilidad, le entregaron a su pequeña en octubre del año pasado. Aunque no volvió a saber nada de su esposa.

De Mariluz se conoce que fue judicializada y dejada en libertad. Cuarenta días después le libraron orden de captura y actualmente se encuentra prófuga de la justicia.

Felipe Victoria confesó que la atacó a Yulexis con arma blanca, causándole la muerte y extrajo a su bebé para entregarla a Mariluz.

Publicidad