En la vía que conduce de Soacha a Sibaté, el parrillero de una moto sufrió una convulsión, la cual produjo que el conductor perdiera el control de la moto y arrollara a dos ciclistas, que no presentaron heridas graves.

Un conductor de motocicleta que evidenció los hechos, manifestó ser enfermero y se detuvo para brindar auxilio a quien había sufrido el problema médico. De repente, apareció un vehículo y arrolló a las personas que estaban ayudando.

Cinco personas resultaron arrolladas por el carro de placas DVT 520. El hombre al volante fue interceptado por las autoridades y cuando le hicieron la prueba de alcoholemia esta arrojó positiva.

Tres personas resultaron heridas y dos fallecieron, el parrillero que sufrió la convulsión, un hombre de 52 años, y el auxiliar de enfermería que se detuvo para auxiliarlo, una persona de 32 años identificada como David Hernández.

El hombre que iba borracho tendrá que responder por el delito de homicidio en accidente de tránsito.

Publicidad