Un gato murió protegiendo a dos niños de una culebra marrón oriental en Queensland, Australia. Su nombre es Arthur.

El felino estaba jugando en el jardín trasero de la casa cuando vio a la culebra aproximarse a los menores y atacó al reptil.

“Una de las 10 serpientes más venenosas de Australia ha entrado al patio trasero donde estaban jugando unos niños”, reportó el equipo de rescate animal.

Aunque el valiente gato mató a la culebra y los niños salieron ilesos, Arthur murió debido a una de las mordeduras que sufrió.

“En el caos de poner a salvo a los niños, nadie se percató de la magnitud de la mordedura”, reconoció uno de los padres.

Aunque intentaron llevarlo a un centro veterinario, fue demasiado tarde.

Publicidad