En Villavicencio, el Gaula rescató a un estudiante universitario que estaba secuestrado desde hace más de dos meses. Lo tenían oculto en un hueco, en la parte trasera de una vivienda del barrio San Antonio.

El general Juan Carlos León, comandante de la región de Policía número siete, señaló que las autoridades realizaron un allanamiento en la zona y recogieron material probatorio.

El escape del joven fue perfecto, pues los captores que pedían 200 millones de recompensa, se confiaron en que Brian no podría salir del hueco de dos metros de profundidad porque sufre de movilidad reducida en sus piernas.

“Se encuentra un foso que hicieron dentro de la misma casa en la parte subterránea, ahí se encontró una cama, se encontraron elementos como platos de comida y también cómo hacían para entregarles estás alimentaciones a este muchacho”, reportó el general León.

Luz Marina, mamá de Brian, rechazó la manera indigna en la que tuvieron a su hijo, como si fuera un animal.

El Gaula capturó a un hombre y una mujer que llegaron a la vivienda; que serán judicializados.

Publicidad