Polémica ha generado en Villavieja el anuncio del regreso del retoque de las campanas cuando fallezca un habitante del municipio y el mantener el protocolo de bioseguridad contra el covid 19 para realizar las misas por parte del sacerdote de la iglesia Nuestra Señora del Socorro, Edilberto Guerrero Peña, quien fue amenazado hasta con linchamientos.

 

A través de la página Periódico Político de Villavieja en la red social Facebook, donde varios habitantes del municipio han sentado su opinión en contra del sacerdote, buscando la salida su salida por firmas y amenazándole con “sacarlo a patadas o lincharlo”, como se puede ver en las capturas de los comentarios.

 

El párroco señaló que dichas amenazas son infundadas y generadas por personas que ni siquiera van a misa y están alejadas de la Iglesia y de Dios. Añadió también que “no les parará bolas a esos comentarios sin argumentos”.

Fuente: ONDA OPITA

Publicidad