En Gibraltar, zona rural de Toledo, Antioquia, los dueños de Maya, una perra, le cosieron la vulva para evitar que tuviera cachorros. La fundación defensora de los animales Lógico & Zoo denunció la situación y rescató a Maya.

 

“Hasta el lugar llegamos para socorrerla encontrándonos con un testimonio desgarrador y descarado sobre la forma en que cometieron tal fechoría, queriendo justificar haberlo hecho para evitar reproducción de la perra”, comunicó la fundación a través de su cuenta de Twitter.

 

De acuerdo a lo informado por la fundación, gracias a la rápida reacción de la inspectora de Policía de Gibraltar, Maya fue llevada a un centro veterinario donde le retiraron los alambres.

 

Por estas acciones que afectaron la salud de la mascota, Lógico & Zoo adelanta acciones legales en contra de los agresores ante la Fiscalía. “Este es un caso espeluznante que debe ser estrictamente sancionado”, afirmaron. Maya ya se encuentra mejor. Ella se encuentra en un hogar de paso recuperándose.

Fuente: EL ESPECTADOR


Publicidad