En Cartagena, la Policía encontró a dos pequeños a los que su padre los captó mientras tomaban bebidas embriagantes. La madre de ellos, fue sancionada por la Policía.

Las fotografías, que fueron subidos a las redes sociales, fueron piezas claves para hallar a los niños. En las imágenes se puede ver a los dos pequeños con botellas de cerveza en sus manos.

“Por tal razón, la Policía de infancia y adolescencia, junto a cuadrantes de la Estación Caribe Norte, condujeron a un niño de 7 años y a una niña de 10 años ante la comisaría de familia”, indicó el general Jorge Carrillo, subcomandante de la Policía de Cartagena.

Las autoridades rechazaron esos hechos y anunciaron acciones más contundentes en las zonas de mayor riesgo para los menores.

“Estamos activando todo un equipo de trabajadoras sociales, sicólogas, promotoras sociales y también personal de salud para ubicar en Cartagena los lugares donde se están presentando más riesgos de que nuestros menores consuman licor”, manifestó Armando Córdoba, secretario de Participación de Cartagena Córdoba.

Denuncias de esta clase ocurren en Cartagena, ciudad en la que, lamentablemente, es común ver a niños en parrandas.

Publicidad