Una mujer que estuvo a punto de ser violada por un asaltante decidió lanzarse al vacío para evitar el ataque. Sucedió en la ciudad de Goiânia, capital del estado de Goiás, ubicado hacia el centro de Brasil. El ladrón ingresó al edificio donde funciona una peluquería.

En el lugar anunció que se trataba de un asalto y sometió a varias personas presentes. Luego, armado con un cuchillo, intentó quitar la ropa a una mujer y se dirigió hacia la dueña del establecimiento y tocó sus partes íntimas.

Le dijo que la iba a violar y que si se lo impedía, la mataría. En un momento, el delincuente se distrajo para despojar a dos clientes de sus teléfonos celulares. La mujer de 36 años llena de pánico aprovechó esos segundos para correr, logrando abrir la protección metálica de una ventana.

El delincuente comenzaba a subir las escaleras para alcanzarla. Sin tiempo para más, se paró de frente a la calle y se lanzó. Varias cámaras de seguridad grabaron el dramático momento de la caída.

La víctima recibió un fuerte golpe en sus piernas y cadera, lo que le provocó una fractura en una de las vértebras de su columna. Una vez en la calle, fue auxiliada por los transeúntes. Mientras, el atracador escapó del sitio en una bicicleta con los equipos robados.

Todo quedó grabado en los registros de seguridad, sin embargo, la policía de Goiânia no ha podido capturar al sujeto que tomó ruta hacia una zona boscosa.

La víctima fue operada de urgencia y se encuentra hospitalizada en el hospital local. El parte médico dado a conocer precisa que su condición general es regular. Además de la fractura, y varias contusiones producto de la caída, se encuentra emocionalmente afectada.

publicidad