El uso de tapabocas para establecimientos comerciales o en las calles se ha convertido en universal debido a la pandemia del coronavirus.

Comercios exigen a sus clientes que utilicen el tapabocas, mantengan un distanciamiento y control el aforo de personas para evitar nuevos contagios del coronavirus.

Esta vez se presentó otro hecho aberrante derivado de la emergencia sanitaria mundial en Sudáfrica. Una mujer utilizó su ropa interior como tapabocas al ser exigido por los empleados de la tienda o sino tendría que irse.

Todo esto paso mientras la mujer esperaba con sus productos para que fueran registrados y pudiera pagarlos.



El hecho pudo ser grabado por un cliente del establecimiento que al percatarse de la situación sacó su celular y empezó a grabar. 

Tomado de: Caracol radio

Publicidad