“No era ni la primera ni la segunda vez que pasaba. Entonces, ya tenía en la cabeza que, si pasaba algo nuevo, yo cogía el machete y les daba”, indicó la niña.

El insólito caso se dio en el barrio Inglés, de la localidad de Rafael Uribe Uribe (sur de Bogotá), donde la valiente niña se defendió y salvó el negocio de su mamá ante la amenaza de atraco.

Todo empezó cuando dos sujetos armados con pistolas llegaron hasta la papelería del sur de Bogotá en la que estaban la mamá, la niña de 14 años y una menor de 2 años. Al ver que uno de los sujetos intentaba violentar la reja que daba acceso a la caja del sitio, la niña tomó el machete y se abalanzó heroicamente sobre el individuo.

Antes de que el sujeto pudiera agredir a la menor, la mamá de ella también se abalanzó sobre el delincuente para intentar reducirlo.

A pesar de que el ladrón tenía revolver, la niña no se asustó y le siguió pegando con el machete que tenía para defenderse. El delincuente golpeó a la mamá de la niña, pero ella tampoco se daba por vencida y le continuó pegando al sujeto.

Fue allí cuando el cómplice del delincuente le dijo que se fueran, ya que ahí no iba a ser posible robar. Cuando huían, el segundo ladrón intentó encerrarlas, pero no lo logró. Allí, el delincuente accionó su arma y lanzó una bala que alcanzó a impactar a la mamá de la niña.

Afortunadamente, la bala entró y salió sin afectar ningún órgano de la mujer. A pesar de sufrir varios golpes, tanto la mamá como la valiente niña no sufrieron heridas mayores.

Finalmente, los delincuentes no lograron robar nada. Por su parte, la madre y la niña dicen que esperan que se haga justicia y capturen a esos delincuentes que tienen azotada esa zona del sur de Bogotá.

Publicidad