El joven ambientalista de 11 años, Francisco Vera Manzanares, fue nombrado embajador de Buena Voluntad de la Unión Europea por su liderazgo a favor del medioambiente, su defensa por la vida y su lucha contra la crisis climática.

El reconocimiento resalta la labor del niño y sus esfuerzos por el cuidado del medioambiente, pero además demuestra el rechazo de la comunidad internacional a las amenazas de muerte que recibió el menor a través de redes sociales a mediados de enero.

"Es muy importante que pueda continuar su labor y garantizar su seguridad. Ahora, Francisco es uno de nuestros embajadores de Buena Voluntad", agregó Patricia Llombart, embajadora de la Delegación Unión Europea en Colombia.

Francisco Vera es el fundador del Movimiento Ambiental Guardianes por la Vida, integrado por niños y niñas, que hace parte del movimiento ‘Fridays For Future’ en Colombia y de la plataforma de ‘Citizen Climate Lobby’ - Capítulo Colombia.

Llombart, explicó que los Embajadores de Buena Voluntad de la Unión Europea son personas con liderazgo y reconocimiento público por su labor, con voluntad y determinación de utilizar su imagen, posicionamiento y redes sociales para promover la igualdad de género y los derechos humanos y ambientales. Son personas que tienen la capacidad de llegar a diversos públicos con mensajes contundentes.

Tras el anuncio, el niño sostuvo que “me siento muy honrado con esta designación. Ahora soy un embajador de Buena Voluntad de la Unión Europea, con lo que espero potenciar mis esfuerzos y los de otros niños y niñas comprometidos con la protección del medio ambiente en Colombia y en el mundo.

Publicidad