El próximo 15 de febrero se llevará a cabo un paro de camioneros, quienes protestarán ante el alza del precio de varios puntos de peajes en el país.

El llamado de la Confederación Colombiana de Transportadores CCT, grupo que lidera el paro, busca llegar a los camioneros de todo el territorio nacional.

“Hemos mostrado la voluntad de diálogo y nos hemos reunido para entender el porqué de los incrementos. Unificadamente le exigimos al Gobierno que no se incremente el porcentaje de los peajes”, indicó Jorge García, presidente de la CCT.

Tanto García como Henry Cárdenas, presidente de FedeTranscarga, coincidieron en que las obras de infraestructura vial son muy importantes para el desarrollo de la movilidad en el país, sin embargo, y tal como dijo Cárdenas, “la infraestructura es importante y genera empleo, pero el turismo también y el alto costo de peajes desincentiva a los visitantes a que paseen”.

Luis Eduardo Gutiérrez, vicepresidente de Gestión Contractual de la ANI, se pronunció luego de conocer las intenciones de los camioneros, asegurando que “nos hemos tomado el trabajo de analizar los contratos, los cuales vienen firmados con incremento a medida que van avanzando las obras. Hace ocho años, de Bogotá a Villavicencio un conductor se tomaba cuatro horas; hoy en día es hora y media”.

“Entendemos a preocupación de conductores y gremios, hay un avance en infraestructura en todo el país. La plata de los peajes se les entrega a los concesionarios una vez terminen las obras”.

Gutiérrez también puntualizó en que no se hizo incremento en ninguno de los peajes de la vía Bogotá-Villavicencio. “Solo hicimos cuatro aumentos por encima del IPC. Quitamos el peaje de La Esperanza, pero eso causó un impacto financiero”, afirmó.

publicidad