“Querer es poder“, es un dicho popular entre la gente. El caso de un joven, de 18 años, demuestra que esas palabras son pura sabiduría, pues a pesar de que el hombre nació sin brazos ni piernas, no tuvo el menor reparo en poner a prueba sus habilidades como ladrón.

Se encontraba caminando una mujer de unos 40 años, cuando fue empujada por el delincuente sin extremidades. “Si no me das la plata, te voy a matar“, parece que dijo el discapacitado antes de atracarla, según declaró un testigo.

La víctima, también impedida, cayó al suelo y el ladrón aprovechó para sustraer su cartera. También rebuscó en su bolso para llevarse el teléfono móvil, tras lo cual se dio a la fuga arrastrándose por el suelo con sus rodillas. Con su lenta velocidad, no pudo llegar muy lejos.

El inaudito robo se produjo la tarde del pasado viernes, en pleno centro de la ciudad de La Plata, Argentina.

Tras el arresto, los uniformados no pudieron esposarlo ya que sus muñones se ubican a la altura del antebrazo. Así que, pese a su resistencia, tuvieron que inmovilizarlo y trasladarlo cargándolo.

El joven, que parece que se dedicaba a la venta de pañuelos de papel en la vía pública, fue acusado de robo y resistencia a la autoridad, y ha sido puesto en libertad con cargas a espera de juicio.

Publicidad