La publicación exalta la solidaridad hacia la víctima tras conocerse la denuncia: “Esta vez no escribe Diana, sino su esposo, quiero decirles a todos que muchas gracias por todo el apoyo brindado y por sus buenos deseos”.

La fotógrafa había denunciado en días pasados que el abuso por el que acusa a Alex Cruz ocurrió, según su relato, durante un viaje de trabajo.

“Me recogió en el aeropuerto, nos dirigimos a la casa, compramos algo para preparar comida y cerveza. No era la casa de una hermana, era de un hermano. Yo me sentía en compañía de un amigo, realmente. Hubo un momento en el que bajó a la portería y cuando volvió preparó los alimentos. Estábamos tomando cerveza y ya no recuerdo nada más”, manifestó.

Según Diana Quirós, no recuerda lo que sucedió entre las 11:30 p.m. y las 2:00 a.m. del 27 de febrero.

Cuando recuperó la consciencia “tenía al señor encima, tenía sus dos manos sobre mi cuello y me estaba ahorcando”. Finalmente, logró escapar con ayuda de un taxista y fue atendida.

En su denuncia aseveró que Medicina Legal le practicó exámenes y que su organismo había sido afectado por fenciclidina, “más conocida como polvo de ángel, píldora de la paz y yerbamala”.



Publicidad