Hacia las 9:30 de la mañana de ayer, campesinos y pescadores se dieron cita en la Gobernación del Huila, con el fin de exigir a las autoridades departamentales, defender los derechos de las comunidades que se han visto afectadas por la construcción de la represa El Quimbo, según ellos, Emgesa ha incumplido los acuerdos.

Según Gildardo Rojas, representante de los pescadores artesanales, informó que, el Ministerio de Minas y Energía, le mintió al país cuando solicitó poner nuevamente en funcionamiento la represa El Quimbo, argumentando que así, se dinamizaría el comercio en el sector donde funciona la presa.

“Necesitamos al gobernador para que intervenga por nosotros, el ministro de Minas y Energía, cuando se paró el funcionamiento de la represa El Quimbo, dijo que había que poner a funcionar la represa porque había que darle viabilidad a la pesca artesanal y a la navegación del río Magdalena, eso fue una mentira porque el agua estaba podrida y lo que hizo fue matar el pescado”, sostuvo el representante.

En los acuerdos, según Rojas, está plasmado que la comunidad que ha encontrado en el río Magdalena una oportunidad de vida, no debe verse afectada por el estancamiento del afluente, sin embargo, informaron, hasta ahora solo se han visto perjudicados.

“Los ingresos de los pescadores han disminuido sustancialmente, cuando yo llegué a pescar hace 28 años, yo cogía de 60 a 120 libras de pescado, ahora uno sale y se recoge una, dos o tres libras, a veces no se coge nada. Eso se debe a la mortandad de peces que ha ocasionado la construcción de la represa El Quimbo”, enfatizó el pescador.

Así mismo, el líder de los pescadores agregó que el estancamiento del río Magdalena ha hecho que, por la contaminación, los peces mueran, perjudicando la economía de los pescadores artesanales.

“Cuando sueltan el agua en la represa El Quimbo y cierran en Betania, se va el agua en El Quimbo y quedan miles de millones de alevinos, por eso necesitamos que el gobernador interceda por nosotros, porque no tenemos para comer, necesitamos que le den cumplimiento al marco de la licencia. Nos hemos reunido los pescadores del centro y sur del Huila, si no hay una solución, nos vamos a venir todos con la familia a ver que nos van a decir”, resaltó el vocero de los pescadores artesanales.

Por su parte, Jennifer Chavarro, presidenta de Asoquimbo, añadió que los campesinos que vivían en la zona, no han recibido la restitución de tierras.

“El río Magdalena produce 80 toneladas de oxígeno diariamente para poder generar vida, los pescadores artesanales están sin un solo pescado, los campesinos y trabajadores de la tierra no tienen una sola hectárea entregada, es obligación de la multinacional restituir las 5.200 hectáreas que inundaron”, aseguró la lideresa de la organización de afectados por la represa El Quimbo.

Así mismo, Chavarro indicó que por la contaminación generada al río Magdalena, los pescadores artesanales están presentando afectaciones en la piel.

“Tenemos bastantes pescadores artesanales presentando afectaciones en la piel por la contaminación del río Magdalena. En la parte alta de la represa, es decir en la zona de Garzón, Gigante y Altamira, hay total desempleo y total crisis social de los campesinos que desconocen el derecho que tienen a la restitución”, agregó.

De no tener una respuesta oportuna frente a la difícil situación, en la que según la presidenta de la asociación de afectados por la represa El Quimbo, se encuentran inmersas las comunidades, no van a dejar de manifestarse, pues son 12 años los que cumplen sin tener respuesta por parte de las autoridades.

Ante esta manifestación, los delegados del Gobierno del Huila y Asoquimbo tuvieron una mesa de diálogo donde acordaron tareas de apoyo a la comunidad afectada por esta obra y acciones de cumplimiento a las compensaciones por parte de Emgesa.

Publicidad