El Gobierno colombiano celebró este lunes que Estados Unidos haya certificado al país en la lucha contra el narcotráfico.

El ministro de Defensa, Diego Molano, se refirió a reconocimiento que hizo el Departamento de Estado asegurando que esta certificación otorgada por el secretario Antony Blinken demuestra el compromiso que tiene el actual Gobierno en su lucha contra el narcotráfico.

Aseguró que esta certificación resalta que Colombia avanza en la meta a 2023 de reducir en 50% las áreas de cultivos ilícitos y la producción de cocaína. Agregó el ministro Molano, que esto demuestra que la política contra las drogas de la actual administración no afecta la implementación del proceso de paz y que establece, con apoyo de Estados Unidos, debe regresar la aspersión aérea con glifosato.

“Señala el estudio que este proceso y la política antidrogas no afecta la implementación del proceso de paz y también establece que deben utilizarse otros mecanismos como la aspersión con precisión que ha señalado la Corte Constitucional de acuerdo con los requisitos establecidos”, afirmó.

En 2014, una sentencia de la Corte Constitucional colombiana ordenó la suspensión de las aspersiones aéreas luego de que la Organización Mundial de la Salud OMS, incluyera al glifosato entre los herbicidas que pueden causar cáncer en humanos.

A mediados de 2015, durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, el Consejo Nacional de Estupefacientes CNE, acató la sentencia; que dos años después, emitió un nuevo fallo en el que estableció que sería posible reanudar las aspersiones aéreas si una investigación científica, de forma "objetiva y concluyente, demuestra la ausencia de daño para la salud y el medio ambiente".

La Corte Constitucional puso, además, seis requisitos que el Gobierno debe cumplir para reanudar las aspersiones y en esas condiciones, trabajan las autoridades para volver a dicha práctica en una fecha que no han definido pero que esperan que sea pronto.

publicidad publicidad