Existe un edificio particular de menos de un metro de ancho que, según un mito popular, fue edificado por un hombre que buscaba bloquear la vista al mar de la propiedad de su hermano.

La edificación de color rosa se conoce comúnmente como ‘al-Ba`sa’, que significa ‘El Rencor’ en árabe. Fue construida en 1954 después de que, según el medio ‘Insider’, el propietario heredera un terreno menos beneficioso que el de su hermano, por lo que quiso vengarse por las molestias.

Aunque inicialmente solo era parte de una historia transmitida oralmente por los habitantes de la ciudad de Beirut, capital de Líbano, fue reconocida internacionalmente gracias a que la urbanista y arquitecta Sandra Rishani realizó un ensayo que se encuentra en el libro ‘Beruit Re-Collected’, en 2014.

Rishani reveló que no sabía de la existencia del edificio hasta que su padre le contó la historia. Quedó maravillada y decidió averiguar más al respecto. "Sí, lo sé, es impactante. Es un muro...pero la gente solía vivir en él", escribió.

Para que la arquitecta comprendiera mejor la situación, su padre le explicó de esta manera:

"Había dos hermanos y cada uno heredaba una parcela. Llamémosles parcela A y parcela B. (...) Parte de la parcela B fue recuperada por la infraestructura vial, por lo que su propietario, incapaz de ponerse de acuerdo con su pariente, decidió desarrollar el minúsculo pedazo de tierra. De esa manera, esperaba que su edificio bloqueara la vista al mar del hermano para que el valor de la parcela A disminuyera".

Para Rishani, esta historia, además de divertida, representa el empoderamiento, ya que el propietario del edificio "Tenía el poder suficiente para decidir: 'Puedo hacer algo al respecto. Puede que mi edificio no me dé las mejores ganancias, pero definitivamente bajará el precio de la tierra de mi hermano'", agregó en su ensayo.

La urbanista habló con ‘Insider’ y dijo que ‘al-Ba`sa’ fue diseñado por dos hermanos arquitectos, Salah y Fawzi Itani. Rishani no pudo comunicarse con la familia que supuestamente era dueña de la propiedad en el momento en que escribió su ensayo. Actualmente no se sabe quién es el propietario del edificio.

Nadie reside allí hoy en día, sin embargo, muchas personas en el pasado habitaron el lugar. "Sé que durante la guerra había un burdel en el edificio y había muchos refugiados", dijo Rishani.

publicidad publicidad