El hombre compró unos kits de ADN para conocer más sobre sus orígenes étnicos y acabó enterándose de quién era su verdadero padre.

Esta historia parece sacada de la ficción: Andy Torrey le contó al mundo, a través de TikTok, que ha vivido engañado, pues descubrió que tenía 30 hermanos.

Todo comenzó cuando, en Navidad, compró unos kits de ADN para hacerse pruebas genéticas con sus padres y así conocer más sobre sus orígenes étnicos.

Allí comenzaron las sorpresas: no solo descubrió que a quien ha llamado padre todo este tiempo no es su papá biológico, sino que al poner en Google el nombre de este último encontró que es donante de esperma, por lo que tiene ¡30 hermanos!

Entonces, se dio a la tarea de encontrarlos, todos viven en países distintos. Una de las hermanas incluso se encontraba en Medellín.

Como diría Rubén Blades: “la vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida”.

Publicidad