El decir adiós al futbol es un momento importante para los y las futbolistas y esta semana ha sido una montaña rusa emocional para Rhali Dobson, jugadora del Melbourne City que se retiró del balompié de forma temprana para ayudar a su pareja a luchar contra el cáncer.

La jugadora australiana anunció esta semana su adiós como profesional para apoyar a su pareja Matt, quien tiene cáncer cerebral y no pudo tener un cierre de carrera más perfecto, ya que en su último juego anotó en la victoria del City y al finalizar el dieron el anillo de compromiso.

Este jueves terminó el duelo donde el Melbourne ganó 2-1 y al final corrió con su pareja, quien se arrodilló en el terreno de juego para pedirle matrimonio y Robson terminó con lágrimas de alegría mientras sus compañeras corrían a abrazarla.

Durante la semana habló de la decisión, misma que tomó por el contexto de su vida personal, un tema que considera es más grande que el futbol. “No siento que esté lista para retirarme, pero a veces la vida toma esas decisiones por ti, con todo lo que sucede, es una decisión que tiene que suceder, porque nuestro amor es más grande que el juego”.

Al novio de la jugadora le diagnosticaron cáncer cerebral hace seis años “después de una convulsión en el campo de futbol cuando jugaba”, dijo. Matt se sometió a una cirugía el 10 de marzo y comenzará una radioterapia agresiva hasta mayo antes de empezar una quimioterapia de 12 meses.

publicidad publicidad