Por irregularidades contractuales, la Procuraduría General de la Nación citó a juicio disciplinario al exalcalde de La Plata Huila 2016-2019, Luis Armando Ricardo Castillo.

La Procuraduría Provincial de Garzón, le reprochó al exmandatario la presunta transgresión de los principios de transparencia y responsabilidad de la contratación estatal, al suscribir mediante la Resolución 476 de 2016, el acto de apertura dentro del proceso de licitación Pública 004 de 2016, sin tener en cuenta que, en el pliego de condiciones al parecer, estipuló requisitos restrictivos y discriminatorios de la libre concurrencia.

El contrato tenía por objeto la “construcción de pavimento rígido cofinanciado con la comunidad en vías del municipio de la Plata” por valor de $799’210.380.

El pliego exigió a los oferentes, dos contratos celebrados con entidades públicas en los últimos tres años como requisito habilitante; situación que, a juicio de la Procuraduría, descartaría la posibilidad de acreditar experiencia con el sector privado.

La presunta falta fue calificada provisionalmente como gravísima a título de culpa gravísima.

El ex alcalde Ricardo Castillo, ya había sido sancionado con anterioridad por la Procuraduría debido a unas irregularidades presentadas en el proceso de contratación para la compra de papelería pre impresa utilizada en los procesos de recaudo del municipio, en octubre de 2016.

En la investigación disciplinaria, adelantada por la Procuraduría Provincial de Garzón, se estableció que el funcionario fijó como requisito de selección que las empresas proponentes tuvieran su sede en el municipio de La Plata, “lo que se constituyó en una regla injusta e ilegal por parte de la Alcaldía, y vulneró los principios de selección objetiva, transparencia y responsabilidad que rigen la contratación estatal”.

Agregó el Ministerio Público que esa exigencia fue concebida para favorecer a un oferente en particular radicado en ese municipio, sin importar que la propuesta seleccionada fue la más alta entre las presentadas a la alcaldía.

La Procuraduría calificó la conducta cometida por Castillo, como una falta grave a título de culpa grave; del cual fue sancionado. Se espera el fallo del segundo proceso por irregularidad contractual que ahora tiene el ex mandatario.

Publicidad