La víctima de 36 años fue baleada cuando iba en su carro en compañía de otra persona, que resultó ilesa del ataque sicarial.

Hay conmoción por el asesinato de Yadira Bonilla Espinel, de 36 años y quien se dedicaba al comercio de pescado. Un menor de edad sería el responsable del crimen.

De acuerdo con las autoridades, Bonilla fue atacada a tiros el pasado sábado cuando iba en su vehículo en compañía de otra mujer, que salió ilesa del ataque sicarial.

Aunque la víctima, alcanzó a ser trasladada a un centro asistencial, falleció producto de tres impactos de bala en la ciudad de Ibagué.

Sin embargo, la investigación por el hecho dio un giro cuando se conoció que un hombre entregó a su hijo, de 17 años y quien sería el responsable de cometer el crimen.

Al parecer, según informaron medios locales, el papá del menor sostenía una relación con la víctima.

El joven fue aprehendido por la Policía, mientras avanzan las investigaciones sobre el hecho. La mujer deja dos hijas.

Publicidad