La Policía investiga un trágico suceso en Alhama de Murcia (Murcia). Un matrimonio está acusado de homicidio imprudente después de que provocaran, de manera involuntaria, la muerte a su bebé de 4 meses. Según las primeras informaciones adelantadas por el periódico La Verdad, los progenitores habrían golpeado al pequeño durante la noche tras haberse acostado ebrios.

Al lugar de los hechos se personó inicialmente una Unidad Médica de Emergencia que no pudo reanimar al pequeño que, a su llegada, ya llevaba al menos una hora sin vida.

Fue entonces cuando los agentes de la Policía Local desplazados a la vivienda realizaron las primeras investigaciones, y tras comprobar la gravedad del asunto, solicitaron la presencia de la Policía Judicial y Guardia Civil.

El relato recogido de fuentes cercanas señalan que los padres le habían colocado entre ellos en su cama. Y apuntan a que, tras haberse acostado ebrios por la ingesta de alcohol, habrían golpeado desafortunadamente al pequeño, que al parecer mostraba signos de hematomas.

La Policía Local ya había recibido en ocasiones llamadas de vecinos que alertaban de la fuerte música que salía desde la casa, en donde reside la pareja de origen boliviano con sus cinco hijos.

Tomado de: La vanguardia 

 

Publicidad