Un juez envió a la cárcel al venezolano Wilkerson Hernández, detenido por el asesinato del patrullero Edwin Caro, el pasado miércoles en Bogotá.

“La única medida que resulta viable es la detención preventiva en establecimiento de reclusión, otra medida no hay posible. Aquí se trata de un atentado grave contra la vida, contra la autoridad, contra la ley, contra el sistema policial del país, un desprecio total por la vida del ser humano”, dijo el juez.

La Fiscalía le imputó cargos por los delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio y tráfico de armas.

Hernández, de 24 años, se declaró inocente de los hechos y dijo que no le disparó al policía Edwin Caro.

publicidad publicidad