En las últimas horas se conoció en redes sociales la triste historia de Tito Loizeau, un propietario de un restaurante que le pagó el sueldo a sus empleados por 11 meses en medio de la pandemia.

Sin embargo, a la hora de anunciarles que volverían a abrir el establecimiento, se llevó la sorpresa de que muchos ya habían conseguido otros empleos.

El Capitán, como se llama el restaurante del argentino, cerró durante los 12 meses que inició la pandemia, pero sus colaboradores nunca dejaron de recibir sus salarios.

Al parecer, al tiempo que los empleados de Tito Loizeau recibían sus sueldos estando en casa, estos consiguieron trabajos por otro lado.

El trino fue tan viral que muchos usuarios le enviaron un abrazo virtual a Tito Loizeau por la “deslealtad”, como calificaron muchos, de sus empleados.

“Deberías pedir que te regrese la plata”, “lo lamento mucho”, “lo importante es el gran corazón que tienes como empleado”, “te compadezco” y “tener dos trabajos es ilegal, asesórate con un abogado”, le escribieron.

La situación ha dividido opiniones en las redes, pues mientras algunos apoyan a los trabajadores, otros creen que no fueron honestos y profesionales.

Publicidad