Maria Molina de 26 años, quien muy ansiosa esperaba a su pareja Luis Arteta de 30 años, para celebrar su primer aniversario y quien le tendría preparada una sorpresa a su novio con una velada muy romántica, cena incluida y una noche candente llena de pasión, nunca imaginó en que terminaría todo.

Según comenta una conocida, la pareja al parecer después de tener intimidad untados con la nutella en sus cuerpos, se quedaron dormidos con la piel toda mielosa, lo cual fue un imán para las hormigas wasmannia Auropunctata, conocidas también como (Hormigas de fuego o Marianicas) ambos recibieron picaduras de consideración por lo cual fueron remitidos a la E. S. E. Hospital de Juan de Acosta.

Siendo la más afectada la joven María quien presentó síntomas de anafilaxia, por una reacción alérgica a tales picaduras. Ella aún se encuentra en Sala de observación, mientras que a Luis le dieron de alta en la mañana siguiente.

Esta curiosa historia sucedió el pasado jueves en el municipio de San Juan de Acosta (Atlántico)

Publicidad