La concejala de Bogotá, Heidy Sánchez Barreto encontró y mostró a la opinión pública varios carteles en contra los extranjeros, e indicó que esas son “las repercusiones de la xenofobia de la alcaldesa Claudia López y sus discursos de odio”.

De esta forma la crítica se suma a otros sectores que descalificaron a la mandataria capitalina por haber dicho, después del asesinato del patrullero Edwin Caro en el norte de la ciudad, que “una minoría” de extranjeros “profundamente violentos, matan para robar o matan por una requisa”.

Los carteles, como es de esperarse, son burdos, pero no por eso dejan de ser preocupantes. Bajo el llamado de, ¡¡“Despierta!!” en mayúsculas y con la imagen de una bota militar sobre una rata, para aludir a los extranjeros, asegura que esos ciudadanos “nos están matando”.

También invitan a quienes los lean a que no den limosnas ni comida ni ropa a esas personas que vienen de otro país, ni que les arrienden ni les den trabajo. “No seas cómplice de sus Crímenes”, dicen textualmente las piezas gráficas, firmadas por un autodenominado “Bloque 4/11”.

La concejala Sánchez Barreto asegura que esos afiches “están siendo pegados en [el sector] Américas Occidental, cerca al estadio de Techo en Kennedy”, y remata con otra acusación contra López: “La alcaldesa está poniendo en riesgo a la población migrante”.

Las críticas contra la alcaldesa brotaron desde diferentes niveles. El presidente Iván Duque dijo, sin mencionarla, que el discurso de xenofobia fomenta la violencia, y hasta el diario El Espectador la calificó de populista en un duro editorial contra ella.

La alcaldesa calificó de hipocresía la actitud de quienes la critican y los mandó a que recorran los barrios de la ciudad. “Yo invito a los concejales a que, en vez de estar en Zoom, vayan a los barrios y hablen con la gente”, dijo López entonces.

Al parecer, la concejala Sánchez Barreto hizo la tarea y encontró los carteles de xenofobia que quizá no ha visto la alcaldesa.

 

Fuente: Pulzo 


publicidad publicidad