Una mujer se aburrió de esperar que su EPS le diera una prótesis para poder caminar y se las ingenió con un tubo de PVC para intentar retomar sus rutinas diarias.

Se trata de Ruth Cera, de 59 años de edad, quien vive con escasos recursos y luchando todos los días por salir adelante con sus problemas de azúcar.

La historia fue conocida y muestra cómo la señora trata de mantenerse en pie con este elemento que le costó 5.000 pesos.

Según informó ese medio, la mujer esperó dos años, sin embargo, su EPS nunca le respondió por este elemento necesario para darle una vida digna. La mujer vive en la ciudad de Barranquilla.

“Pude empezar a caminar gracias al tubo y un caminador que me regalaron. El tubo no me molesta de un todo, pero necesito una prótesis para dejar el caminador porque con el tubo solo me puedo caer y hacerme un daño”, expresó la señora.

A través de redes sociales se conoció el video de Ruth donde ya varios internautas pidieron que la Superintendencia de Salud interviniera en el caso.



Publicidad