Barrie Drewitt- Barlow y Tony, son los primeros padres homosexuales de Gran Bretaña, corría el año 1999 cuando le dieron la bienvenida a sus gemelos, Aspen y Saffron, gestados por una madre sustituta. La relación de estos hombres se terminó, pero Barrie ya tiene un nuevo amor, se trata nada más y nada menos que de Scott Hutchison, el exnovio de su hija de 21 años.

Saffron salió con el actual prometido de su padre cuando tenía 18, cinco años antes lo había conocido cuando llegó a su casa para convertirse en el asistente personal de su familia. Aunque consideraba que era un chico "hermoso" y sus amigos halagaban su relación, descubrió que lo mejor era ser simplemente amigos.

Tony fue diagnosticado con cáncer de garganta y esto afectó su relación con Barrie, quien encontró en la expareja de su hija un hombro para llorar, actualmente están comprometidos y en septiembre de este año tuvieron a su primera hija llamada Valentina. Gracias a una sorprendente decisión de Saffron, su sueño de traer más bebés al mundo podría hacerse realidad.

La joven aprecia la relación que sostiene Hutchison con su padre, por eso quiso ofrecerles sus óvulos para que pudieran ser papás nuevamente. "No creo que a papá le guste demasiado la idea, ya que él sería el abuelo biológico del niño y Scott sería el padre biológico, pero realmente quiero ayudar", le explicó Saffron a la revista Close .

Tomado de: Caracol noticias

publicidad publicidad