Una tragedia ocurrió en los últimos días, un bebé de apenas ocho meses murió al llevarse a la boca el cargador de un celular que estaba conectado al enchufe; el pequeño murió electrocutado cuando mordió el cable.

Se conoció que la madre del bebé quien presenció el fatal momento tuvo que desplazarse a una comisaría de Araçoiaba, Brasil, pues tendrá que rendirle cuentas a las autoridades por este hecho; mientras que el padre del menor fue quien realizó el respetivo reconocimiento del cuerpo.

Por el momento, las autoridades se encuentran investigando este lamentable hecho y hasta recurren a testigos y vecinos del sector donde murió el bebé para darle esclarecimiento.

Publicidad