Según lo dio a conocer la víctima, fue interceptada por un delincuente y al oponerse a las intenciones del sujeto, la atacó con un cuchillo en varias ocasiones y una de las lesiones más graves la recibió en el rostro, luego que le dejara incrustado en su nariz el arma blanca.

La mujer habría tenido un sangrado abundante por la boca que fue provocado por la hoja del cuchillo incrustada cerca de su nariz.

La joven fue intervenida quirúrgicamente y los médicos dijeron que en los próximos días definirán si es necesario que un cirujano plástico le reconstruya el rostro.

La víctima labora como guarda de seguridad en un centro comercial de Cartagena y reside en el barrio El Pozón donde se registraron los hechos.

Publicidad